Aislamiento en condiciones de laboratorio a ruido de impacto

El objetivo del aislamiento acústico es impedir que los ruidos generados en un recinto no se transmitan a los adyacentes y que los ruidos procedentes del exterior se transmitan al interior de un recinto. En el caso del ruido de impacto, es causado por un causado por un golpe en un medo sólido, habitualmente el suelo, que se propaga a través de la estructura. Por ejemplo la caída de objetos, las pisadas, el arrastre de muebles…

El nivel de ruido de impacto (Ln), en dB, transmitido a través de un elemento constructivo es el resultado de un golpe que se propaga a través de su estructura. En condiciones de laboratorio este parámetro se obtiene generando los golpes mediante una máquina de impactos normalizada en un recinto y registrando el nivel del impacto en otro recinto inferior. Este valor hace referencia única y exclusivamente a la transmisión del impacto a través de un único elemento.

El resultado de la medición, al igual que en el ruido aéreo, puede expresarse de 3 formas diferentes:

EN FORMA DE TABLA

EN FORMA DE GRÁFICA

Al igual que en el ruido aéreo, el nivel siempre depende de la frecuencia. En este caso como se evalúa el ruido que se transmite, éste disminuye de forma progresiva. Este hecho implica que los elementos constructivos aíslan menos los sonidos graves que los sonidos agudos.

MEDIANTE UN VALOR ÚNICO

Lnwr = 54 dB

ΔLw = 25 dB

Es habitual encontrar dos tipos de datos en certificados de ensayos de ruido de impacto: el nivel de ruido de impacto global (Lnwr) y la mejora de aislamiento a ruido de impactos (ΔLw). Este último dato se utiliza para comparar el aislamiento de diferentes materiales.

  • El Lnwr se refiere al nivel global de ruido de impacto transmitido a través del elemento constructivo.
  • El ΔLw indica la diferencia de nivel transmitido en dos situaciones diferentes:

1. Medida del nivel transmitido por un forjado normalizado (losa de hormigón 14 cm)

2. Medida del nivel transmitido por el forjado normalizado al que se le ha añadido un revestimiento, por lo general un material elástico y una solera de mortero.

El sistema más extendido para la atenuación del ruido de impacto es lo que se denomina suelo flotante, y consiste en interponer un material ligero, elástico y suficientemente resistente entre el forjado o soporte base y solera de mortero u hormigón:

NOTAS DE INTERÉS:

El aislamiento a ruido de impacto obtenido mediante este tipo de soluciones es más efectivo cuanto menor sea la frecuencia de resonancia entre el forjado y la solera. Los factores que contribuyen a disminuir la frecuencia de resonancia son:

  • Aumentar la relación de masas entre forjado y solera.
  • Aumentar el espesor del material aislante a ruido de impactos.
  • Utilizar materiales con menor rigidez dinámica posible.
  • Aumentar el espesor de la solera.
Comparte esta entrada en las redes sociales:
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook