Rehabilitación energética de la cubierta sin demolición del pavimento existente

La sociedad en general está cada vez más concienciada con el cambio climático y la reducción de  los gases de efecto invernadero. Aspectos como la huella de carbono, la sostenibilidad o la economía circular son comunes en los proyectos de rehabilitación.

Las autoridades Europeas han planteado un ambicioso plan para reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero (CO2, …) en un 55% en el año 2030 con respecto a las emisiones de 1990 y un  objetivo de una UE climáticamente neutra para 2050. Este objetivo será difícilmente conseguible sin la rehabilitación del parque de vivienda en España.

  • Aproximadamente un 41% de la energía que se consume en España procede del consumo doméstico y dentro del consumo casi la mitad procede de la calefacción.
  • Se estima que el 55% de las viviendas existentes en España es anterior a la entrada en vigor de NBE CT 79, es decir, no tienen ningún tipo de aislamiento y el 92% de las viviendas son anteriores a la entrada en vigor del CTE.

Es por eso que, para conseguir reducir el consumo en calefacción se requiere de actuaciones sobre las envolventes térmicas de los edificios.

En este artículo se presentan dos soluciones para la rehabilitación energética de cubiertas planas transitables sin demolición del pavimento existente. Estas soluciones son idóneas para ahorrar en los costes de demolición y la generación de residuos. También permiten actuar sobre la cubierta sin afectar a las plantas inferiores por lo que las hace muy interesantes a la hora de rehabilitar edificios de viviendas, hospitales o cualquier uso en el que se deba minimizar las molestias a los usuarios de las plantas inferiores.

Cálculo de los requerimientos de aislamiento.

Para calcular el requerimiento del aislamiento necesario en la cubierta nos basaremos en los dos supuestos que marca el CTE: si la actuación supera el 25% de la envolvente o si no supera el 25% de la misma.

a) Reformas en las que se renueve más del 25% de la superficie total de la envolvente térmica final del edificio

En este caso nos basaremos en el Uc de la Tabla a-Anejo E:

Se podrá superar el Valor límite establecido en la Tabla 3.1.1.a cuando el coeficiente global de transmisión de calor (K), obtenido considerando la transmitancia térmica final de los elementos afectados, no supere el valor límite K lim de la tabla 3.1.1.b

b) Reformas de la cubierta sin que afecte al 25% de la superficie total de la envolvente térmica final del edificio

Si la cubierta no supera el 25% de la envolvente del edificio Según Establece el apartado 3.1.1 Transmitancia de la envolvente térmica del DB HE1 los valores de transmitancia límite (U) requeridos a las cubiertas (Uc) serán los siguientes:

No debemos confundir la tabla3.1.1.a Ulim con la tabla a-Anejo E. La primera son los valores límites que solo se pueden sobrepasar cuando justifiquemos que el coeficiente global de transmission de calor de nuestra envolvente (K), es inferior al coeficiente global límite según DBHE; y la del anejo E sirve para predimensionar los elementos en caso de una reforma total de la envolvente o cuando se actué sobre más del 25% de la misma.

Basándonos en el Catálogo de Elementos Constructivos del Código Técnico podemos establecer los requerimientos de aislamiento para cada intervención dependiendo del tipo de forjado que tenemos y la Ulim considerada.

  • Exigencia de Aislamiento para rehabilitación de cubierta en que no se supere el 25% de la envolvente:
  • Exigencia de Aislamiento para rehabilitación de cubierta en que SÍ se supere el 25% de la envolvente:

Una vez tengamos claro el aislamiento necesario buscaremos el material y el espesor en función de la resistencia térmica del mismo.

Para la rehabilitación de la cubierta recomendamos el XPS por su elevada resistencia a compresión y su escasa absorción de agua.

Las características del ChovAFOAM XPS 300M son:

Ejecución de la cubierta

A continuación veremos dos sistemas diferentes para la rehabilitación de las cubiertas planas transitables con un acabado cerámico.

Este tipo de cubiertas son las más habituales en las comunidades de vecinos. Muchas de ellas ya se han intentado reparar mediante pinturas impermeabilizantes o láminas auto protegidas. Las soluciones que vamos a ver se pueden aplicar sobre una cubierta tanto si se ha tratado anteriormente o no.

La primera es una solución con el producto ChovATERM que puede ir adhesivado o anclado mecánicamente. Esta solución es muy rápida e idónea cuando el acabado de la cubierta existente está en mal estado.

La segunda solución es una cubierta invertida bicapa aplicando la impermeabilización sobre la cubierta existente y acabada con INVERLOSA. Esta opción es óptima cuando se quiere conseguir un acabado transitable.

3.2 Cubierta convencional con ChovATERM

Para esta solución se usa el producto ChovATERM. Este consiste en una combinación de ChovAFOAM XPS con una lámina adherida POLITABER. El ChovAFOAM XPS se presenta cortado en tiras por lo que el producto se suministra en formato rollo y se despliega una vez en obra. Con este sistema nos evitamos la aplicación de la capa de imprimación ya puede ir fijado mecánicamente sobre el soporte existente o adherido mediante cordones de espuma de poliuretano.

Esta solución se puede acabar con una segunda capa de láminas autoprotegida (para cubiertas no transitables) o con la colocación de una segunda capa de láminas acabada en film de polietileno, un geotextil separador y un solado aislante-filtrante tipo Inverlosa (35cm de losa de mortero y XPS adherido).

Si con los espesores del ChovATERM no se llega al espesor de cálculo del XPS, se puede completar con una capa de XPS inferior o con un acabado mediante baldosa de hormigón con XPS adherido (Inverlosa).

Para la ejecución se seguirán los siguientes pasos:

  1. Preparación del soporte: se preparará el soporte mediante la retirada de los elementos tales como máquinas de clima, tendederos, etc. Se preparan los encuentros con los paramentos verticales y con los sumideros.

2. Se extenderá el rollo para hacer un replanteo de la colocación y se realizarán las fijaciones ya sean adheridas o mecánicas.

Fijación mecánica
Fijación adhesivada

3. Se colocan los rollos siguientes ajustándolos al rollo ya colocado y realizando el pegado o el anclaje necesario.  

4. Se realiza el solape levantando toda la banda y aplicando fuego sobre la misma.

 5. A continuación se aplicaría la segunda capa de la impermeabilización. Si esta segunda capa es la de acabado se usará una lámina autoprotegida.

6. Si la última capa no es la de acabado se colocará un geotextil de separación y un acabado mediante Inverlosa la cual aportará también aislamiento.

3.2 Cubierta invertida con acabado Inverlosa

Esta solución se basa en aplicar una impermeabilización sobre el soporte existente para después sobre ella aplicar el aislamiento necesario ya sea mediante INVERLOSA o mediante INVERLOSA y ChovAFOAM XPS. Esta es una solución rápida y eficiente, evita la demolición del pavimento existente por lo que no es necesario parar el uso de la planta inferior y además contribuye a la sostenibilidad al no generar residuos.

Dos aspectos a tener en cuenta en la ejecución de este sistema son las sobrecargas que se aplican (unos 77kg/m2) y la elevación de la cota de la misma (depende del espesor del aislamiento) que puede implicar la modificación del acceso a la cubierta y la elevación de las barandillas de protección para cumplir con el DB-SU.

  1. Se imprimará la superficie con imprimación bituminosa SUPERMUL.

2. Se realizará la impermeabilización mediante un sistema bicapa de lámina asfáltica de betún modificado con elastómero SBS, con armadura de fieltro de fibra de vidrio, POLITABER VEL 40 “Adherida” respecto al soporte, y sellada en los solapes, de al menos 8 cm de anchura. Se aplicará la segunda capa de Lámina asfáltica de betún modificado con elastómero SBS, con armadura de fieltro de poliéster no tejido y reforzado, POLITABER COMBI 40, adherida a la anterior y contrapeada, y sellada en los solapes, de al menos 8 cm de anchura.

3. Se colocará una capa separadora de geotextil de 150 g/m2, GEOFIM 150 y sobre esta se colocará el aislamiento térmico en caso de que el aislamiento de la losa no sea suficiente.

 4. Se finalizará la cubierta con un acabado mediante losas de hormigón con aislante incorporado.  

Si desea conocer al detalle las soluciones ChovA, no dude en contactar con el Departamento Técnico o bien visitar la web de ChovA. Allí podrá descargarse el Manual de instalación de ChovATERM donde encontrar el paso a paso de la aplicación.

Comparte esta entrada en las redes sociales:
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook